El fabricante valenciano de semirremolques Guillén Group, ha comenzado a distribuir  toda la gama de sus fabricados en los países bálticos de Lituania, Estonia y Letonia, gracias al acuerdo suscrito con la empresa Westtransit, que ya era cliente de Guillen y que hasta la fecha solo compraba para su actividad comercial.

El acuerdo comercial se formalizó con la entrega el pasado 15 de marzo, de los ocho primeros semirremolques modelo PC-40-HC X Light, con chasis galvanizado en caliente que asegura una alta resistencia a la corrosión.

Estas unidades incluyen sistema de monitorización de presión de neumáticos con sensores individuales internos en cada rueda, con visualización de datos en el salpicadero del camión, entre otros equipamientos.

Con este acuerdo, Guillén Group sigue ampliando la exportación de semirremolques a nuevos mercados, como ha sido el caso de las repúblicas bálticas o Qatar, donde también se han enviado portacontenedores.

En palabras de José Luis Guillén, esta es muy buena señal de la “valoración positiva de la calidad, resistencia, peso reducido, durabilidad y mantenimiento, así como de las facilidades de envío y del asesoramiento y servicio postventa que ofrecemos”.