la diputación Foral de Guipúzcoa ha finalizado la instalación de los pórticos para el cobro de peajes a los camiones

Guitrans cree que los transportistas guipuzcoanos son los más perjudicados por los peajes de la provincia.

Los miembros de Guitrans deben de ser de los que piensan que la mejor defensa es un buen ataque y, consecuentemente, han emitido esta misma semana un comunicado en el que no solo se defienden de los ataques recibidos de otras asociaciones del sector, sino que además contraatacan tachando el paro del pasado mes de enero de «chapucero».

La asociación guipuzcoana afirma que «en todo momento se ha posicionado en contra de los peajes y, de hecho, viene realizando campañas en contra de los mismos, movilizando recursos, llegando a llevar junto con Astic a los Tribunales el tema» y, al mismo tiempo recalca que «nadie nos puede decir que somos beligerantes ahora en contra de los peajes, siempre lo hemos sido».

De igual modo, Guitrans también defiende que los transportistas guipuzcoanos son los más perjudicados por estos peajes, ya que, a su juicio, «paga vía impuestos por estas carreteras, antes, ahora y en el futuro, y paga doblemente al realizar un uso intensivo de las mismas».

Así mismo, la organización considera «lamentable que a las “asociaciones de transportistas de Guipúzcoa” nos tachen de insolidarias por no secundar una huelga que se convocó de una manera, como mínimo chapucera, con el objetivo de que la secundara exclusivamente el transporte guipuzcoano, mientras el resto de transportistas del Estado, ajenos a todo –a pesar de decir ser los más afectados– pudieran, sin problema, trabajar en Guipúzcoa y en el resto del Estado».

Guitrans cree que se le intenta culpar por «un fracaso derivado de una decisión mal adoptada» y se lamenta de «que en nuestro sector no seamos capaces de llegar a consensos mínimos para defender nuestros intereses».