Según el BNG el deterioro del servicio en Correos se debe a la política de personal durante el tiempo de crisis.

El contrato tiene un valor estimado de 55 millones de euros.

La Dirección General de Racionalización y Centralización de la Contratación, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha adjudicado a Correos un contrato para la prestación de servicios postales por un importe total de 26,3 millones.

El contrato incluye la prestación de los servicios de notificaciones administrativas, por 8,83 millones de euros, cartas certificadas, por 8,12 millones, tarjetas y cartas ordinarias, por 8,02 millones, y paquetería, documentación y paquetería urgente, por 1,09 millones.

El contrato, cuyo valor estimado de licitación era de 55 millones de euros, fue formalizado el pasado 28 de septiembre.