Vista aérea del puerto de Aviles

Puerto de Avilés.

El Ministerio de Hacienda no financiará los desperfectos que ha sufrido el espigón de San Juan en el puerto de Avilés a causa de los temporales del invierno pasado, por lo que las obras de reparación tendrán que esperar mientras el puerto de Avilés y Puertos del Estado abordan la manera de afrontarlas. Unas obras que, desde el puerto, no consideran «urgentes», según informaciones de elcomercio.es.

Dichos trabajos de reparación tendrán un coste de 1,5 millones de euros, cantidad que, se esperaba desde el puerto, fuera incluida en las partidas presupuestarias que Hacienda ha habilitado para atender las contingencias del temporal, y se ejecutarán en «tres unidades de obra».

Según el proyecto que manejan en el puerto de Avilés, la primera fase de las obras consiste en la reposición de los bloques de piedra ubicados ante el cuerpo central del espigón, que rompen las olas para que estas choquen más débilmente contra la estructura, y que fueron desplazados a causa del temporal.

La segunda parte del proyecto es la reparación de la parte superior del dique, que en varios puntos ha desaparecido o se ha desplazado sobre la escollera. Por último, se reparará el tramo inicial del espigón, que también sufrió numerosos desperfectos.

Un parche en la herida

El puerto de Avilés, hasta el momento, ha llevado a cabo algunas mejoras provisionales para garantizar una seguridad mínima en la zona, sustituyendo elementos de señalización destruidos y reparando pequeñas escolleras. Pero la inversión económica que necesita la reparación del dique supondría para el puerto modificar su plan de empresa si se decide a asumirla.

Esto llevaría a estudiar y reorientar inversiones y obras ya previstas, como la construcción de los accesos ferroviarios a los muelles de la margen derecha o la modificación de la catenaria eléctrica que cruza la ría a la altura del complejo pesquero, dos obras que se consideran fundamentales para el puerto.

Menos urgente que estas dos últimas es, por tanto, la reparación del espigón para el puerto de Avilés, desde el que afirman que las obras se tendrán que realizar, pero que de momento, no hay un riesgo inminente.

Sin embargo, los técnicos del puerto han avisado que, si bien no se pude hablar de una situación de emergencia ciertamente, la estructura se ha visto debilitada y debería reforzarse puesto que, de producirse nuevos temporales, encontrarían menos resistencia por los desplazamientos de la zona de escollera.