puerto de Sevilla con la ZAL

Puerto de Sevilla

La orden ministerial publicada por el Ministerio de Hacienda el pasado lunes 28 de julio, que establecía la constitución del Consorcio de la Zona Franca de Sevilla (ZFS) no incluía como miembro gestor a la Autoridad Portuaria de Sevilla. Este ‘error de redacción’ que fué advertido por la presidenta de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Carmen Castreño, aún espera la «rectificación».

«Eso continúa igual. En el mismo punto», ha declarado en el marco del Foro Gaesco. «Hay que rectificar lo publicado. El alcalde, hace pocos días, anunció que estaba próxima la rectificación para su publicación en el BOE. Esperemos que así sea».

La Zona Franca

El proyecto, destinado al almacenaje, transformación y distribución de mercancías en 719.876 m² de superficie del dominio público portuario del área de Torrecuéllar, implica la creación de un espacio de almacenamiento de mercancías comunitarias y no comunitarias exentas de impuestos aduaneros e indirectos, con el aplazamiento de los pagos hasta la venta o salida del género. Se trata, así, de la quinta Zona Franca de España; ya existen espacios similares en Barcelona, Cádiz, Vigo y Las Palmas de Gran Canaria.

Según la orden, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas autoriza la constitución del consorcio gestor incluyendo en el mismo al Ayuntamiento y al Estado, con lo que la presidenta de la Autoridad Portuaria de Sevilla avisaba de que «el esquema» de la citada orden ministerial «no refleja» completamente el diseño negociado entre el Ayuntamiento hispalense, el ministerio de Montoro y la Autoridad Portuaria, en cuyos terrenos «nace íntegramente» el nuevo recinto.

Incidencias

Según explicó la presidenta, la propia Autoridad Portuaria no figura como miembro del consorcio gestor del recinto pese a su «contribución» al proyecto. «La Zona Franca nace íntegramente en la zona portuaria y eso facilita el proyecto, al no ser necesario comprar o expropiar terrenos. Hay una economía de medios y sin presencia de la Autoridad Portuaria, la zona franca sería inviable», decía Carmen Castreño.

Además, explicaba que si bien la orden ministerial recoge los posibles ingresos derivados de las «concesiones administrativas» relacionadas con los suelos de la zona franca, ingresos que según precisa corresponden a la Autoridad Portuaria, no sucedería lo mismo al «mantenimiento» del recinto, «nada más nacer», gracias el impuesto de sociedades devengado por las seis empresas ya instaladas en un espacio portuario incluido en el ámbito de la naciente zona franca.

Por su parte, los empresarios reunidos en el Foro Gaesco, que forman parte de todos los sectores económicos de Sevilla, han criticado que la zona franca siga paralizada por un error burocrático de Hacienda, según ha informado el Diario de Sevilla.

Así, han calificado de «llamativo» que el Ministerio no corrija el error, después de en 2013, el Ayuntamiento de Sevilla y el puerto acordaran la participación de ambas administraciones en la construcción de la zona franca.