La naviera surcoreana Hanjin Shipping está planeando vender el 49% de la TTI Algeciras, para superar la crisis de liquidez que muestran sus datos desde 2008. Esta no sería la única acción, ya que también se podría vender la terminal que posee en el puerto de Busan. Con estas maniobras, la compañía podría conseguir 300 mil millones de euros, que permitiría solventar este problema.

La información se conoció tras saber que el consejero delegado de la compañía, Young Min Kim, había presentado su dimisión al asumir las continuas pérdidas de la empresa y el retraso en el apoyo financiero de los principales bancos acreedores.

La naviera ya ha realizado algunos movimientos, como por ejemplo la venta de una de sus empresas, Hanjin Printing and Chemicala Dongwon Systems. O la inyección de liquidez por parte de la aerolínea surcoreana, Korean Air, por 141 millones de dólares.

«La venta de nuestras participaciones en las terminales nacionales e internacionales está entre las posibilidades de mejorar nuestra estructura financiera, pero no se han tomado decisiones en firme«, ha declarado un portavoz de la compañía.

En cuanto a la posible venta de TTI Algeciras, no se ha confirmado la información y han indicado que «este tipo de temas de carácter global se llevan directamente desde la central de Hanjin Shipping en Corea, y que se entienden como movimientos normales de un negocio de cualquier multinacional«.

La TTI Algeciras supone la primera terminal semiautomática del Mediterráneo y desde que inició su actividad en mayo de 2010, su tráfico de mercancías en contenedor ha aumentado en un 3,7% hasta octubre de este año con respecto a 2012. En la primera mitad de 2013, ingresó unos 29 millones de euros y ha conseguido unos beneficios valorados en 2,1 millones de euros.

El pasado marzo, Hanjin Shipping rechazaba hacerse con la fase B de Isla Verde Exterior para ampliar su terminal de contenedores del sur de Europa, aunque sí solicitó a la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras una tercera parte de la explanada anexa para solventar las necesidades de sus clientes. Posteriormente, el presidente de la Administración portuaria, Manuel Morón, confirmó que estaban inmersos en negociaciones, tanteando fórmulas y operadores, para darle contenido a las 25 hectáreas de esa fase B.

La posible entrada de un nuevo inversor en TTI Algeciras podría ser positivo para aportar liquidez y optar finalmente a la ampliación del proyecto en el puerto. De hecho, siempre se dijo que la fase B era el complemento ideal para que la terminal semiautomática de contenedores fuera rentable.

A este respecto, el porcentaje del 49%, que se plantea para su posible venta muestra el interés de la surcoreana por no perder el control de esta terminal.

Hanjin Shipping cuenta con 15 terminales en el mundo, siete de ellas en Corea y el resto en Algeciras, Amberes (Bélgica), Cai Mep (Vietnam), Kaohsiung (Taiwán), Tokio y Osaka (Japón), Seattle y Long Beach (EEUU).