El Dallas Express de Hapag Lloyd se conecta al muell del puerto de Oakland

Hapag-Lloyd ha empezando a utilizar la energía “shore power” -conexión a muelle- mientras sus buques están atracados en el puerto con el fin de reducir la contaminación que generan los motores de los buques.

La naviera alemana ha informado que con la llegada la pasada semana del «Dallas Express» al puerto de Oakland, en California, Hapag-Lloyd tiene por primera vez conectado uno de sus barcos a una toma de corriente en el muelle. Esta conexión a tierra proporciona energía eléctrica a la nave y permite apagar la conexión de los motores auxiliares utilizados habitualmente para suministrar energía a bordo del buque, reduciendo así las emisiones de diésel y otros contaminantes al aire mientras están atracados.

Muchos puertos de todo el mundo están ya trabajando en este sistema de energía en tierra. Así, el puerto de Oakland completó recientemente la instalación de la fuente de 6.600 voltios en tierra después de una prueba inicial con Hapag-Lloyd el pasado mes de agosto pasado. El «Dallas Express» ha sido el primer barco en usar la conexión ahora.

«La sostenibilidad es una prioridad para nosotros, desde nuestra actividad cotidiana a la alta dirección. Nuestras iniciativas y desarrollos frecuentemente marcan la pauta, a menudo adoptado más adelante por otros«, afirma Michael Behrendt, presidente de la Junta Ejecutiva de Hapag-Lloyd.

En California será obligatoria este tipo de “conexión a tierra” para un determinado porcentaje de escalas de buques de cualquier compañía naviera a partir de 2014. Hapag-Lloyd está preparando ya un total de 15 buques para la conexión High Voltage Shore Connection (HVSC), de los cuales el «Dallas Express» ha sido el buque proyecto.