Nuevos límites de la OMI a las emisiones de azufre en el transporte maritimo

Hapag-Lloyd da la bienvenida al reglamento IMO2020 y lo ve como un gran paso hacia el establecimiento de normas que beneficiarán al medio ambiente.

Actualmente la industria marítima se enfrenta en futuro próximo a grandes cambios. Entre ellos, la entrada en vigor de la normativa IMO2020, que incluye la mayor serie de medidas de la Organización Marítima Internacional, OMI, para reducir la contaminación marina. Por este motivo, la industria marítima cambiará radicalmente.

Sin embargo, esta normativa provocará que la industria marítima sea más verde. Por eso, Hapag-Lloyd da la bienvenida al nuevo reglamento y lo ve como un paso importante hacia el establecimiento de estándares que beneficiarán a tanto al medio ambiente como a las personas. 

Estos cambios no serán gratuitos y supondrán costes adicionales. Utilizar combustible bajo en azufre será la solución clave para la industria marítima y la naviera apuesta por ello. Además, es la solución más ecológica a corto plazo. 

Nuevo sistema ‘justo’ para el cálculo de costes

También, con su nuevo mecanismo de Recuperación de Combustible Marino o Marine Fuel Recovery, MFR, la naviera ha desarrollado un sistema que permite calcular costes de manera justa, transparente y de fácil comprensión. 

El MFR reemplaza todos los cargos existentes y relacionados con el combustible, y se basa en un mecanismo que combina el consumo con los precios de mercado. Tiene en cuenta varios parámetros, como el consumo diario del buque, tipo de combustible y precio, días de mar y puerto, y TEUs manipulados. En general, apunta a un cálculo de costes causal, transparente y fácil de entender.