hapag Lloyd sustituye Tanger Med por Algeciras en sus rutas entre África Occidental y Europa

A pesar de que el entorno operativo se ha mantenido desafiante, Hapag-Lloyd terminó el primer trimestre en una posición mucho mejor que sus resultados al cierre del 2012. Como era de esperar, la compañía registró una pérdida en lo que es tradicionalmente el trimestre más débil del año para el sector del transporte marítimo de línea.

Sin embargo, se redujo a la mitad sus pérdidas antes de impuestos e intereses en comparación con el primer trimestre de 2012.  Así, los ingresos llegaron a 1,65 mil millones de euros, un crecimiento del 3,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Esto se debió principalmente a un aumento en la tarifa de carga media, un 4,2% más que el año anterior. Además de esto, el volumen de transporte subió a cerca de 1.330.000 TEUs, frente a los 1.320.000 del año anterior.

Hapag-Lloyd generó un EBITDA positivo de 24,0 millones de euros en el primer trimestre, lo que representa una mejora considerable a los resultados de enero a marzo de 2012. El EBIT ajustado alcanzó una cifra negativa de 53,2 millones de euros. Esto significa que la empresa ha reducido casi a la mitad sus pérdidas frente al primer trimestre de 2012 (-99,5 millones de euros).

El resultado está en línea con las expectativas del acumulado hasta marzo, que es tradicionalmente la temporada más débil para el transporte marítimo de línea debido a las celebraciones del Año Nuevo Chino. El momento más importante del año para la industria del transporte marítimo es el tercer trimestre, cuando los bienes se envían desde Asia a Europa y América del Norte durante el período previo a la Navidad. Esto genera un volumen de transporte por encima de la media.

Durante el primer trimestre de 2013, el resultado neto del grupo mejoró en casi 40 millones de euros en comparación con el mismo período del año anterior, situándose en -93,6 millones de euros frente a los -132,4 millones de euros del ejercicio anterior.

El transporte marítimo comenzó 2013 en un nivel más alto que en 2012. Sin embargo, la competencia sigue siendo un gran desafío. Así lo han anunciado desde la compañía que insiste en que las tasas vuelvan a un nivel de rentabilidad razonable.

Hapag-Lloyd ha anunciado nuevos aumentos de tarifas en todas las rutas y también está tomando medidas adicionales para reducir costes. Estos esfuerzos comenzaron a dar sus frutos en el primer trimestre. A pesar de la continua incertidumbre que rodea la economía global, Hapag-Lloyd se esfuerza para un resultado de explotación positivo (EBIT ajustado) para el año 2013.