Hapag-LLoyd bautiza el segundo buque de su clase de 10.500 TEUs

El calado máximo de la embarcación es de 14 metros, ascendiendo la altura desde la quilla a las superesteructuras a una medida total de 63,5 metros.

Hapag-Lloyd ha bautizado recientemente el Cartagena Express, el tercero de sus cinco buques de nueva construcción dentro de la nueva clase de 10.500 TEUs.

Al igual que todos los buques de esta nueva gama, presenta una eslora de 333 metros y 48 metros de manga para un máximo de 19 filas de contenedores adyacentes, ofreciendo una capacidad de carga máxima de 123.500 toneladas y 10.593 TEUs.

Su calado máximo es de 14 metros, ascendiendo la altura desde la quilla a las superestructuras a 63,5 metros. Cuenta con un diseño, tamaño y capacidad de refrigeración óptimos para operar los servicios que la naviera ofrece entre Europa y la costa oeste de Sudamérica.

Se trata del tercer buque que la naviera ha recibido de esta serie, después del Valparaíso Express, que ha sido bautizado el pasado mes de diciembre, y del Callao Express, que será bautizado en abril de 2017. Las tres embarcaciones operarán las líneas del servicio SW, que ofrece conexiones semanales en los mercados más importantes de Europa del norte y el Caribe, así como en los situados a lo largo de la costa occidental de Sudamérica.

En concreto, la embarcación recalará en los puertos de Rotterdam (Holanda), Londres (Reino Unido), Hamburgo (Alemania), Amberes (Bélgica), El Havre (Francia), Caucedo (República Dominicana), Cartagena (Colombia), Manzanillo (Panamá), Buenaventura (Colombia), Callao (Perú), Angamos (Chile) y Valparaíso (Chile).