En un escenario de fuerte presión sobre el transporte marítimo, con congestión en diversos puertos y terminales de todo el planeta, Hapag-Lloyd reforzará la transparencia en los tiempos de tránsito y los horarios de sus trayectos.

De este modo, la naviera que mejorar la información que ofrece a sus clientes, con la intención de mejorar la fiabilidad de las cadenas de suministro internacionales.

En este sentido, el grupo estima que cualquier mejora en la puntualidad puede contribuir a tomar medidas de eficiencia logística, como reducir existencias y evitar tanto el exceso de inventario, como almacenamientos intermedios.

De igual modo, con la iniciativa también se quiere ajustar la gestión del transporte terrestre, de tal manera, que, aunque se sigan produciendo retrasos, cualquier información actualizada se transmita rápidamente y con transparencia para que los diferentes actores de la cadena de suministro puedan tomar medidas adecuadas de planificación.

Con este proyecto, Hapag-Lloyd busca colocarse entre el grupo de navieras con servicios más transparentes de todo el planeta, a la espera de que la situación global en puertos y terminales alcance niveles normales en la segunda mitad de 2021 y estableciendo nuevos objetivos para mejorar la fiabilidad del sistema de información a lo largo de 2022.

Con esta iniciativa, Hapag-Lloyd reafirma su ambición de obtener una ventaja competitiva, así como en mejorar su servicio.