En plena expansión mundial del Covid-19, la salud y seguridad de los trabajadores y sus familias es lo más importante para Hapag-Lloyd, que ha permitido a una gran cantidad de empleados trabajar desde casa, facilitando la ejecución de las tareas con modernas infraestructuras IT y nuevas herramientas de colaboración.

También ha cancelado su presencia en ferias y ha pospuesto todos los viajes de negocios previstos. Además, no se está procediendo al relevo de las tripulaciones en los buques en zonas de riesgo y se están implementando nuevas medidas seguridad a bordo.

En paralelo, desde la naviera están haciendo todo lo posible para mantener el servicio ininterrumpido para sus clientes. Los planes de continuidad con los que cuenta le permiten anticiparse a cualquier disrupción significativa en la productividad y el servicio al cliente.

Sin embargo, es evidente que la situación actual es nueva para todos, por lo que confían en que clientes sepan que están haciendo todo lo posible para cubrir sus necesidades, aunque a veces es imposible garantizar que todos los servicios se desarrollen a la misma velocidad que antes y pueden producirse retrasos.

En términos comerciales, numerosos puertos chinos han retomado la actividad, por lo que se están incrementando los viajes y reservas en esta zona. Asimismo, se han incorporado más de 100.000 TEUs de capacidad adicional en todo el mundo para mantener las cadenas de suministro funcionando.

Influencia en el tráfico mundial

Por el momento, los buques de Hapag-Lloyd continúan prestando servicio con normalidad y su estructura de servicio no se ha visto afectada. Hasta ahora, la crisis ha tenido un impacto limitado en el negocio, pero se espera que en los próximos meses su influencia en el tráfico mundial de contenedores sea mayor, lo que requerirá realizar algunos ajustes en la red.

Además, tras un 2019 muy positivo en el que el operador ha mejorado su rentabilidad y ha reducido su deuda, ha podido aplicar algunas medidas financieras extra para garantizar que si la alerta sanitaria se mantiene, puedan seguir prestándose los servicios necesarios para satisfacer las necesidades de sus clientes.