buque-ms-bremen-de-hapag-lloyd

Los buques estarán equipados con catalizadores SCR, conexiones eléctricas y sistemas para el tratamiento de aguas de lastre.

La división de cruceros de expedición de Hapag-Lloyd utilizará solamente combustibles de bajo contenido en azufre en sus buques Hanseatic Nature, Hanseatic Inspiration y Bremen desde julio de 2020. A partir de 2021, se sumará a su flota el Hanseatic Spirit, que también cumplirá con estas condiciones.

La naviera lleva años utilizando este tipo de combustibles en zonas como el Ártico, la Antártida y la península de Kamchatka, en el océano Pacífico. Ahora, sus rutas serán todavía más sostenibles gracias a que los buques estarán equipados con catalizadores SCR para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 95%, y con conexiones eléctricas.

Incorporan sistemas para la desalinización del agua marina que generan agua limpia y otros para el tratamiento biológico de las aguas de lastre. Además, navegarán a una velocidad media ecoeficiente, lo que reducirá el consumo de combustible en más de un 30%, utilizando a su vez lubricantes respetuosos con el medio ambiente para las hélices de proa y estabilizadores.

Desde la naviera, sostienen que las áreas más vulnerables que visitan con sus cruceros necesitan una protección especial que garantice el cumplimiento de todas las regulaciones aplicables en dichas regiones. De igual modo, han definido unos estándares mucho más estrictos para sus viajes a zonas remotas.