carretera acceso Valencia

Cataluña es paso obligado para los transportistas valencianos que se dirigen a otros países europeos.

El transporte sigue sumando efectos secundarios provocados por las diversas movilizaciones separatistas que se están produciendo en toda Cataluña, de tal modo que, según los cálculos de FVET, hasta mil transportistas valencianos pueden verse afectados diariamente por los cortes de carreteras en esta comunidad autónoma con motivo de la huelga general de hoy, 18 de octubre.

En este sentido, la organización empresarial valenciana ha mostrado su “inquietud porque dichos disturbios amenazan con prolongarse durante los próximos días, previéndose especial intensidad cuando coincida la huelga general con la llegada a Barcelona de las llamadas marchas por la libertad”, toda vez que, según resalta, «Cataluña es paso obligatorio para los transportistas procedentes de la Comunidad Valenciana que se dirigen al resto de Europa».

Según las estimaciones de la patronal valenciana, el desvío de estos camiones por la frontera de Irún para evitar transitar por Cataluña para evitar cortes, paradas y retrasos puede originar gastos de unos 700 euros por camión.

Al mismo tiempo, FVET reconoce que ante esta situación que restringe la libertad de movimientos de personas y mercancías en un Estado de Derecho, numerosas empresas de la Comunidad Valenciana han tomado la determinación de no salir para evitar problemas con y daños en equipos y carga.