Alfredo-Vila-director general-de-Citroën-España,

El descenso de las ventas de automóviles está obligando a los fabricantes del sector no solo a reducir su producción, sino también el número de puntos de venta, adaptándose al nuevo volumen de los mercados locales. Esta es la línea argumental que expresó Alfredo Vila, director general de Citroën en España,  durante su participación en el XIII Congreso Hispano-Alemán de la Automoción, celebrado el pasado jueves en Madrid. Es su opinión, es necesario atajar una distribución que no adaptada al reducido mercado automovilístico actual de España.

Según Vila, la distribución automovilística se encuentra, además, frente a otros problemas. Una legislación excesiva y compleja, y la competencia desleal por parte de ciertos talleres y empresas de compra-venta de coches usados, son de los más importantes, Bajo el lema de «menos leyes y cumplidas por todos«, el director general de Citroën puso de manifiesto que el fraude fiscal y a la Seguridad Social, así como las facturaciones sin IVA, permiten a los infractores poner sus servicios en el mercado a precios más bajos que los concesionarios oficiales de las marcas, situándoles en clara desventaja.

A pesar de todo, el directivo de Citroën augura un «futuro optimista» a la distribución automovilística que pasa, además de por adaptar el número de puntos de venta al mercado, por una «exquisita profesionalización de las redes». Para ello, hay que incorporar los últimos avances tecnológicos, contar con profesionales altamente cualificados, llevar a cabo una formación permanente, proseguir en la mejora continua de la calidad de servicio y trabajar con una orientación total al cliente.

Como último punto de su intervención, Alfredo Vila puso de relieve la importancia cada vez mayor de internet en el ámbito de la distribución automovilística, ya que según un estudio sobre compradores de automóviles realizado el año pasado para Google, un 50% de los compradores utiliza este canal como punto de partida en su compra y para el 63% es la vía principal de información sobre los modelos, siendo las webs de las marcas y las de los concesionarios las más visitadas. Sin embargo, el director general de Citroën quiso dejar constancia de la importancia de la red en este proceso, ya que el 76% solicitó realizar una prueba del vehículo.