Nuevas medidas en la UE para reducir la contaminación en el transporte marítimo.

La cooperación intergubernamental es fundamental para reducir las emisiones y afrontar los efectos del cambio climático.

El Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este miércoles 5 de junio, está dedicado en 2019 a la contaminación del aire, que causa unos siete millones de muertes cada año, uno de ellos en Europa y en el Mediterráneo, donde solamente la causada por los buques ya origina hasta 6.000 muertes al año.

En línea con el enfoque de este año, la Unión por el Mediterráneo, UpM está trabajando en una nueva Declaración Ministerial sobre el Medio Ambiente y el Cambio Climático para dar continuidad a las actividades actuales y hacer frente a los problemas ambientales más urgentes, con un enfoque alineado con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo.

El objetivo es contribuir a la creación de las políticas adecuadas para conseguir una región euromediterránea saludable y sostenible, con ecosistemas productivos y biológicamente diversos. La cooperación intergubernamental es de suma importancia no solamente para reducir las emisiones, sino también para afrontar los efectos del cambio climático.

Entre los principales proyectos respaldados por UpM en este sentido, se encuentra el ‘Med Coasts for Blue Growth‘, destinado a promover la evolución conjunta de las actividades humanas y los sistemas naturales en las zonas costeras, teniendo en cuenta los principios generales del desarrollo sostenible, los efectos del cambio climático y las herramientas de gobernanza.

Destaca también el denominado ‘Plastic Busters‘, para la monitorización de los residuos plásticos y el diagnóstico de su impacto en la biodiversidad de las áreas marinas protegidas del Mediterráneo. También pretende definir e implementar acciones de prevención y mitigación, así como desarrollar un Plan Regional sobre la gestión de la basura marina.