Acuciado por el peso de la deuda, el conglomerado chino HNA busca una vía de salida para abandonar el capital de Swissport.

En este contexto, la compañía asiática habría retomado las conversaciones con diversos grupos y fondos internacionales, con el fin de vender la empresa de handling aeroportuario y, de este modo, poder hacer frente a parte de su deuda.

En este sentido, diversos medios internacionales, apuntan a varios candidatos, entre los que se encontrarían fondos como Apollo Global Management o Cerberus, además de la canadiense Brookfield estarían analizando una posible operación de compraventa.

De igual modo, las estadounidenses Bain Capital y Centerbridge Partners también estarían valorando la posibilidad de entrar en el capital de Swissport.

Así pues, ahora todo parece centrarse en el precio de la operación, ya que, mientras la china HNA espera obtener 2.300 millones de dólares por la venta, unos 2.107 millones de euros al cambio, las diferentes empresas interesadas valoran el movimiento en el entorno de los 2.000 millones de dólares, equivalentes a 1.832 millones de euros, como máximo.

El conglomerado asiático, a su vez, se hizo en 2016 con la compañía suiza por un monto de 2.800 millones de dólares, unos 2.565 millones de euros al cambio, por lo que todo hace pensar que las verdaderas intenciones de hacer caja con la venta son las que decantarán la operación.