Höegh Autoliners, a través de su filial Höegh Autoliners Shipping, ha hecho efectiva una opción de compra para hacerse con la propiedad del ‘Höegh Tracer’ que hasta ahora tenía alquilado a Ocean Yield.

El grupo naviero evalúa diferentes opcionesde financiación para desembolsar 53,2 millones de dólares, 53,5 millones de euros al cambio, por un portacoches cuyo valor de mercado se ha determinado a finales del segundo trimestre de este mismo año en 82 millones de euros, equivalentes a 82,44 millones de euros.

El ‘Höegh Tracer’ se construyó en 2016 con una capacidad para transportar 8.500 vehículos y ha estado sujeto a un contrato de fletamento con la compañía desde su salida del astillero.

Tras el acuerdo, se prevé que la propiedad de la embarcación pase al grupo naviero durante el primer trimestre de 2023 y que la embarcación siga adscrita a los servicios de larga distancia de Höegh Autoliners.

La compañía estima que la transacción le permitirá mejorar márgenes y controlar sus costes en un mercado sobrecalentado.

Así mismo, un gemelo del ‘Höegh Tracer’, el ‘Höegh Trapper’, también tiene un contrato de arrendamiento similar con Ocean Yield que incluye una opción de compra a ejercer en diciembre de este año para su entrega en junio de 2023, sobre la que la naviera tomará una decisión cuando se acerquen los plazos.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110