Sede central de Honeywell en USA.

Sede central de Honeywell en USA.

El grupo industrial estadounidense Honeywell registró unos beneficios de 1.126 millones de dólares (833 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que supone un incremento del 10% con respecto al mismo periodo de 2013.

La facturación en este periodo creció un 5,7%, hasta alcanzar los 10.253 millones de dólares (7.587 millones de euros), desde los 9.693 millones de dólares (7.172 millones de euros) del año pasado.

En los seis primeros meses del año, los beneficios de Honeywell se incrementaron un 8,6%, hasta los 2.162 millones de dólares (1.599 millones de euros), mientras que los ingresos crecieron un 4,7%, hasta los 19.932 millones de dólares (14.748 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de la compañía, Dave Cote, ha explicado que la fuerte ejecución de todos los negocios y el continuo impulso de la cartera de negocios ayudaron a conseguir unos beneficios por encima de lo esperado.

«Nuestros negocios de ciclo corto, especialmente Energía, Seguridad y Vigilancia y Tecnologías Turbo, se están beneficiando de la mejora en los mercados finales, la introducción de nuevos productos y la expansión geográfica, mientras que los de ciclo largo están siendo apoyados por las tendencias macroeconómicas favorables y las fuertes tasas de beneficios«.

Honeywell anunció en diciembre de 2012, la compra de Intermec,  fabricante de impresoras de códigos de barra y productos de identificación mediante radiofrecuencia, por un importe de 600 millones de dólares en efectivo, aproximadamente 460 millones de euros.

Con esta operación, Honeywell reforzabasus negocios de escáneres y terminales móviles y, al mismo tiempo, se incorporará a los mercados de identificación por radiofrecuencia, reconocimiento de voz, códigos de barra e impresión de recibos.