El comité de empresa de la plataforma logística de Mercedes-Benz de Miralcampo, en Azuqueca de Henares, Guadalajara, ha convocado una huelga indefinida que dará comienzo el próximo lunes, 3 de junio.

Desde estas instalaciones, la marca alemana realiza la distribución de recambios para todos sus concesionarios en la península ibérica, así como para Marruecos, desde septiembre del año pasado.

Los trabajadores de este centro presionan con esta medida para conseguir un nuevo convenio colectivo que recoja subidas salariales y, al mismo tiempo, mantenga la actual jornada laboral. El fabricante germano, por su parte, ofrece una subida retroactiva de un 1,2% para 2018, así como sendos incrementos anuales de un 1,25% por cada uno de los ejercicios en que esté en vigor el acuerdo, entre 2012 y 2022.

Con el fin de que la medida de presión sindical no afecte a la distribución de recambios, Mercedes-Benz habría aumentado la contratación temporal de personal a través de ETTs y, de igual modo, también habría ido adelantando pedidos.

La plataforma de Mercedes-Benz en Miralcampo, que ocupa una superficie total de 212.000 m², con unos 50.000 m² construidos para almacén, recepcionan entre diez y doce camiones cada día.

El almacén dispone de dos kilómetros de clasificadores y 81.500 referencias diferentes. De igual modo, de la planta de la marca germana en Azuqueca de Henares, salen a diario 22 camiones con destino a diferentes puntos regionales de distribución y allí se preparan 17.000 pedidos al día, hasta sumar un total anual de 4,5 millones de pedidos al año.