Hutchinson mantiene su apuesta por Barcelona

El grupo chino Hutchinson Port Holdings, el mayor operador del mundo en terminales de contenedores, y la naviera asiática Cosco Iberia han alertado de que los precios y la poca flexibilidad de la aduana portuaria de Barcelona merman su competitividad respecto a los puertos del norte de Europa.

Ambas compañías han destacado la importancia de que la capital catalana sepa aprovechar su localización privilegiada para convertirse en la puerta de entrada al sur de Europa.

Han advertido, no obstante, que para competir con el norte de Europa es necesario solventar algunos aspectos de conectividad y gestión.

Lo único que piden “es lo mismo que en Europa” por ello han remarcado que los costes de tracción del puerto de Barcelona son casi el doble que en otros puertos europeos, lo que provoca que la ruta Europa-Asia sea más corta por el sur, pero que no siempre salga a cuenta a las empresas. Por lo tanto, piden ser más competitivos en cuanto a coste, gestión y burocracia.