Para Lucien Robroek, vicepresidente de Grandes Carretillas de Nacco Materials Handling, grupo en el que se integra Hyster como fabricante de equipos de manutención, “esta ReacStacker que ha salido de la planta de Nijmegen es muy especial, ya que se trata de una de las primeras unidades que cumple con los nuevos requerimientos en materia de control de emisiones Tier 4F (el equivalente a la normativa Euro 6 en camiones)”.

Esta unidad se ha entregado a la empresa PCH Packing Center Hamburg, que opera en el puerto de Hamburgo, en un acto que ha tenido lugar en la planta de Nijmegen, con participación de prensa internacional al que ha sido invitado cadenadesuministro.es en representación de la prensa especializada española.

De Holanda para todo el mundo

La fábrica holandesa de Nijmegen, con 62 años de actividad a sus espaldas, está especializada en la fabricación de ‘Grandes Carretillas’ con capacidades de elevación de 8 a 52 toneladas. Forma parte de la red mundial de 13 plantas de Nacco Materials Handling, de las que 3 se localizan en Europa, concretamente en Italia, Irlanda y Holanda.

De la planta holandesa, especializada en la fabricación de carretillas elevadoras con capacidades de elevación a partir de las 8 toneladas, salen anualmente unas 2.000 unidades.

En lo relativo a la fabricación de ReachStackers, que se utilizan en la manipulación de contenedores marinos en terminales marítimas y ferroviarias, además de en otras aplicaciones industriales, Nijmegen es la única planta que las produce para todos los clientes que Hyster tiene a nivel mundial.

Sobre una superficie construída de 60.000 m², la planta fué designada en 2002 como centro de producción global de ‘Grandes Carretillas’, entre 8 y 52 toneladas de capacidad, que se fabrican en dos líneas de montaje, con una plantilla total de 556 empleados. La capacidad actual de fabricación es de unas 14 unidades diarias, correspondientes a 7 series y 36 modelos distintos.

Fué a partir de 1995, cuando se inició la fabricación de ReachStackers en esta planta. En 2006 se renovó este modelo con un nuevo diseño y en 2011, Hyster fué el primer fabricante en adaptar sus equipos a las nuevas normativas en materia medioambiental y de limitación de emisiones, que en el campo industrial se conocen como Stage IV (en el mercado norteamericano) o Tier 4, en Europa.

Línea de fabricacion de las ReachStacker en la planta de Hyster en Nijmegen

Línea de fabricacion de las ReachStacker en la planta de Hyster en Nijmegen

Los actuales equipos que salen de la línea de montaje de Nijmegen  han conseguido reducir el consumo de combustible en un 25%, sin comprometer las prestaciones. Incorporan motores con tecnología EGE, de recirculación de gases y SCR, de reducción catalítica, que equivalen a la reducción de nivel de emisiones según la norma Stage IV 7 Tier 4F.

Esta reducción equivale a un reducción de 90.000 litros de combustible en 15.000 horas de funcionamiento, que equivale a un ahorro de 85.000 euros. Una cantidad que contribuye sin duda a mejorar la productividad  y los costes operativos de estos equipos que estan trabajando en las terminales de los puertos de todo el mundo.