Hyundai Motor va a entrar en el mercado de la construcción de buques en 2022 con el desarrollo de un sistema de propulsión eléctrico a través de pila de combustible de hidrógeno.

El fabricante ha firmado un memorándum de entendimiento con Hyundai Heavy Industries y el Registro Coreano para la comercialización de un modelo de pequeño tamaño en el segundo semestre del próximo año, al que seguirán sistemas de mayores dimensiones para buques de tamaño mediano y grande.

Hyundai Global Service, una filial de Hyundai Heavy Industries, se ocupará de la fabricación, mientras que el Registro Coreano definirá los estándares para la aprobación del sistema. Por su parte, Hyundai Motor gestionará el suministro de los equipos y ofrecerá apoyo técnico.

Además, la marca está tratando de vender su tecnología de pila de combustible en el segmento del transporte ferroviario y en empresas del sector energético. Su incursión en el mercado llega después de la de Toyota, que ha desarrollo un sistema de pila de combustible para aplicaciones marítimas, que ya está comercializando activamente.