Iberia A-330_IAG Cargo

Avión de Iberia A-330

El ‘holding’ IAG, que engloba a Iberia, British Airways y Vueling, ha registrado un beneficio neto de 1.003 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de seis, un 564,2%, las ganancias de 151 millones de euros logradas un año antes. El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales se ha situado en 1.390 millones de euros en 2014, lo que supone un incremento del 80,5%.

Los ingresos totales han crecido un 8%, hasta 20.170 millones de euros, con un incremento del 7% en los costes excluido el combustible y un aumento del 0,6% en los costes de combustible, con un alza de la capacidad del 9,3%.

Por su parte, Iberia ha conseguido un beneficio de las operaciones de 50 millones de euros, frente a las pérdidas de las operaciones de 166 millones de euros en el ejercicio anterior. Según la compañía, estos resultados han sido posible gracias a la reestructuración llevada a cabo en la aerolínea.

Por su parte, el beneficio de las operaciones de British Airways ha alcanzado los 1.215 millones de euros, frente a los 762 millones del año pasado, demostrando «importantes progresos» en la consecución de sus objetivos a largo plazo.

Asimismo, Vueling ha registrado un beneficio de las operaciones de 141 millones de euros, frente a un beneficio de las operaciones de 139 millones de euros en 2013, con la compañía centrándose en un crecimiento flexible.

A los niveles actuales de precio del combustible y tipos de cambio, IAG espera obtener en 2015 un beneficio de las operaciones superior a 2.200 millones de euros, con unos costes totales de combustible de alrededor de 5.900 millones de euros, basado en un incremento de capacidad de un 5,5% aproximadamente.