British Airways

IAG señala que el ‘Brexit’ puede tener consecuencias a corto plazo, pero no espera un impacto significativo en su negocio a largo plazo.

El grupo IAG, holding que integra a las aerolíneas Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus, no espera que la salida del Reino Unido de la Unión Europea «vaya a tener un impacto significativo en su negocio a largo plazo»

Así lo recoge el comunicado que la compañía ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores después de que la mayoría del pueblo británico votará en referéndum, el pasado jueves 23 de junio, a favor de la salida del país de la UE.

Sin embargo, la compañía reconoce a ver experimentado durante junio, en el periodo previo a la consulta británica, «un entorno comercial más débil de lo esperado».

Tras el resultado del referéndum, y a pesar de la volatilidad actual del mercado, el holding «sigue esperando un aumento significativo en sus beneficios para este 2016», si bien no igualará al crecimiento experimentado en 2015.

A este respecto, cabe destacar que en la presentación de los resultados de 2015, el pasado 26 de febrero, desde la compañía señalaron que esperaban un incremento del beneficio de las operaciones similar al registrado en 2015.

El beneficio de las operaciones correspondiente al ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2015 fue de 2.300 millones de euros excluyendo Aer Lingus y antes de partidas excepcionales, un 65% más que los 1.390 millones de euros de 2015. Incluyendo Aer Lingus, el beneficio fue de 2.335 millones de euros.