Primer avión Airbus de Iberia con la nueva imagen corporativa de la compañía

Iberia ha reducido sus pérdidas un 50% en el primer trimestre de 2015.

El grupo IAG ha presentado este jueves 30 de abril de 2015 los resultados consolidados correspondientes al trimestre finalizado el 31 de marzo de 2015, un periodo en el que el beneficio de las operaciones se ha situado en 25 millones de euros, frente a las pérdidas de 150 millones de euros registradas en el primer trimestre de 2014.

Así, aunque el resultado final del grupo entre enero y marzo ha registrado un saldo negativo de 26 millones de euros, esta cifra supone un recorte del 85% respecto a los ‘números rojos’ del mismo periodo del año anterior.

Durante el primer trimestre, los ingresos totales han crecido un 12%, hasta 4.707 millones de euros, incrementándose un 3,7% a tipos de cambio constantes, motivado por el incremento del 12% en los ingresos de pasaje, que ascienden a 4.116 millones de euros, ya que los ingresos por el negocio de carga descienden un 1,6% hasta los 246 millones.

Aunque los ingresos de carga del periodo han descendido un 10,8% a tipos de cambio constantes, lo que refleja la reducción del programa de aviones cargueros, la evolución subyacente del negocio de transporte de carga siguió mejorando, con un incremento del coeficiente de ocupación de 4 puntos. 

En este contexto, Iberia ha reducido sus pérdidas un 50% respecto al mismo periodo de 2014, aunque alcanzan un resultado negativo de 55 millones de euros, mientras que British Airways ha alcanzado un beneficio de 117 millones de euros, frente a las pérdidas de 5 millones de euros del mismo periodo de 2014. Por su parte, Vueling se mantiene en pérdidas similares, de 29 millones de euros.

Primer beneficio hasta marzo

Este es el primer beneficio de las operaciones que consigue IAG en el primer trimestre de un ejercicio, que es tradicionalmente el más débil del año, según han informado desde el grupo, desde el que esperan que el ritmo de mejora descienda en el segundo trimestre debido al calendario de festividades y al impacto negativo, durante los próximos meses, del precio del combustible con respecto a 2014.

No obstante, a los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, la compañía espera obtener en 2015 un beneficio de las operaciones superior a 2.200 millones de euros.