Singapore Airlines, SIA, se ha convertido en la primera aerolínea del sudeste asiático en recibir la certificación de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, IATA, para la gestión de productos perecederos a través de su hub de Singapur.

Para otorgar la certificación CEIV Fresh, la Asociación tiene en cuenta sus regulaciones de carga perecedera, que combinan aspectos normativos y operativos aportados por expertos gubernamentales y del sector.

En este caso, SIA cumple con los más altos estándares de la industria respecto a la seguridad alimentaria y la prevención del desperdicio de alimentos en la cadena de suministro.

Dado que Singapur es un centro importante para el transporte de productos perecederos, el certificado dará a los transportistas de productos perecederos la seguridad de que se están cumpliendo los requisitos logísticos de la cadena de frío.

Esto se logra a través del control de la calidad y el riesgo, la capacitación del personal para la manipulación y transporte de productos perecederos, la colaboración activa y la comunicación transparente con los actores principales y los socios de la cadena de suministro.

En línea con la certificación, Singapore Airlines ha lanzado Thrufresh, un nuevo servicio para transportar carga perecedera sensible al tiempo y la temperatura, con la mayor rapidez y fiabilidad, y cumpliendo con las estrictas demandas del transporte de productos delicados y de corta vida útil.

Entre las medidas para mantener la cadena de frío, destacan la prioridad de carga y manipulación, traslados rápidos en rampa e instalaciones de cámaras frigoríficas para salvaguardar la integridad de los productos perecederos.