La implementación de la e-DGD requiere cooperación entre cargadores, transitarios, navieras, equipos de 'handling' y proveedores externos.

La implementación de la e-DGD requiere cooperación entre cargadores, transitarios, navieras, equipos de ‘handling’ y proveedores externos.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, ha dado nuevo paso en la digitalización de la cadena de suministro de las mercancías peligrosas, con la adopción de los estándares que establece la ‘e-Dangerous Good Declaration‘, e-DGD.

Se trata de un enfoque electrónico de la Declaración sobre Mercancías Peligrosas de la Asociación, cuyo objetivo es poner en marcha iniciativas de digitalización e impulsar el desarrollo de plataformas para compartir datos, con el fin de modernizar los procesos de carga aérea de forma eficiente y poder transmitir información sensible entre todos los actores involucrados. 

La implementación de la e-DGD requiere cooperación entre cargadores, transitarios, navieras, equipos de ‘handling‘ y proveedores externos, pero supone grandes beneficios en cuanto a la transparencia, trazabilidad y calidad de la información. Además, mejora la eficiencia de los procesos y reduce las posibilidades de errores y retrasos. 

La Declaración ha sido desarrollada durante la última Conferencia de Servicios de Carga de la Asociación y ha contado con el apoyo de importantes operadores, como Air France-KLM Cargo, Lufthansa Cargo, Swiss WorldCargo y Cargologic.

Todos ellos pondrán en marcha iniciativas para probar estos nuevos avances, lo que les permitirá explorar la automatización y la inteligencia artificial en los procesos de transporte aéreo.