Iberia ha anunciado que financiará con los fondos de su caja el Plan de Transformación 2012-2015, que presentó la semana pasada con el objetivo de “devolver la rentabilidad a la compañía y asegurar su viabilidad futura”. Este plan, que conlleva un recorte de 4.500 empleos, persigue que la aerolínea española “deje de tener pérdidas y recupere la senda de los beneficios”.

Actualmente, la caja de Iberia asciende a 1.074 millones de euros que se destinarán a acometer futuras inversiones y a hacer frente a sus pérdidas y a las deudas contraídas. Asimismo, estos fondos se utilizarán también para llevar a cabo lo previsto en su Plan de Transformación que, según señala la compañía, consiste en una revisión para centrarse en las rutas rentables, un nuevo plan comercial para incrementar sus ingresos, así como un cambio en el modelo de explotación de sus vuelos de corto y medio radio. Por otro lado, este plan incluye la reducción de los costes salariales y la revisión de todos los negocios no estratégicos.

Desde 2008 hasta finales de septiembre de este año, la caja de la aerolínea se ha reducido en más de un 50%, pasando de 2.272 a 1.074 millones de euros. La compañía ha destinado 446 millones a los EREs anteriores, 394 millones a inversiones, 334 millones al repago de deudas y 134 millones a cubrir pérdidas. Además, en este periodo la compañía obtuvo 109 millones de euros por la venta de una participación de Amadeus.

Por otro lado, la ministra de Fomento, Ana Pastor, tenía previsto reunirse durante el martes pasado con los responsables de la aerolínea para intentar que, como consecuencia del ERE planteado recientemente para 4.500 trabajadores en su plan de reestructuración, la situación no derive en otro conflicto social. La ministra tenái previsto sugerir a la compañía que suavice estas medidas para que no terminen con la viabilidad de la mítica aerolínea española. Por su parte, Iberia justificará su plan presentando sus costes laborales anuales de 1.300 millones de euros y los relacionados con el combustible que suman otros 1.700 millones.