Airbus de Iberia

Iberia espera incorporar 29 aviones A330 y A350 en los próximos años.

Iberia está ampliando su plantilla de pilotos como consecuencia de un aumento en el número de aviones con los que cuenta la aerolínea y la ampliación de rutas hacia Johannesburgo, Tokio, Toronto, Doha, Brasilia, Managua, Guadalajara y Asunción, según ha informado el diario ‘Cinco Días’.

A esta situación de mejora sostenida de la compañía,  se unen las condiciones laborales que Iberia firmó el año pasado con Sepla.

Esta ampliación de flota comenzó en verano, con el objetivo inicial de contratar a 120 pilotos. Sin embargo, con el paso de los meses, la cifra ha aumentado hasta los 211 pilotos que se incorporarán hasta el 2016. Además, desde la compañía no se descartan nuevas contrataciones.

De esta forma, Iberia da respuesta al refuerzo y ampliación de sus rutas, así como a los ascensos de copilotos a comandantes previstos en 2015 y para cubrir las bajas del ERE voluntario convocad0 entre 2014 y 2015, al que se han acogido, entre todos los colectivos, un total de 1.427 empleados.

En concreto, la plantilla actual de la aerolínea dispone de 1.200 pilotos que deben cubrir el aumento del 6,5% en los asientos ofertados por kilómetro. Los pilotos comenzarán como segundos en vuelos de corto y medio alcance, posteriormente, pasaran a ser segundos en rutas de largo radio, posteriormente, comandantes de corto y, por último, comandantes de vuelos de larga distancia.

El ERE pendiente en el Supremo

En cuanto al ERE, Iberia aún está a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre la validez, o no, del ERE voluntario para el periodo entre 2014 y 2017. El ajuste, diseñado sobre un objetivo de 1.427 bajas, fue recurrido por los sindicatos del personal de tierra CTA y CGT y reducido a los años 2014 y 2015, aunque la compañía presentó recurso a esa decisión.

En el caso de conseguir el respaldo del Supremo, se mantendría el ERE hasta el 2017. En el caso contrario, la idea es presentar un nuevo ERE voluntario para los dos próximos ejercicios, cuyas condiciones serían similares, aunque no se conoce el número de despidos.