Mantenimiento de un avión de Iberia Express

Este ejercicio ha traído también resultados positivos a la división de mantenimiento.

El presente 2014 ha sido el año de los cambios «más efectivos y duraderos» en Iberia, según defienden desde la aerolínea en el balance del ejercicio que se cierra, en el que la compañía volverá a obtener beneficios tras un lustro de pérdidas.

Entre las actuaciones más significativas de este año, desde la compañía destacan el acuerdo con los sindicatos de todos los colectivos firmado a mediados del año, ya que en el mismo «se acordaban medidas de productividad y se consolidaron las rebajas salariales propuestas por el mediador». 

Estos acuerdos para cambiar la base de costes de forma permanente han propiciado la recuperación de rutas suspendidas en su momento y la apertura de otras nuevas.

En este sentido, en 2014 se han abierto ocho rutas, con destino Atenas, Estambul, Ámsterdam,  Estocolmo, Stuttgart, Hanover, Montevideo y Santo Domingo.

Además, en 2015 se abrirán otras trece, a Hamburgo, Florencia, Mánchester, Edimburgo, Nápoles, Budapest, Catania, Palermo, Verona y Funchal. Gatwick, Charles de Gaulle, y la primera ruta transversal que no pasa por Madrid, Asturias-Tenerife.

Renovación de la flota

Por otro lado, también destaca este año la puesta en marcha de su renovación de la flota de largo radio, con el pedido de ocho A350-900 de nueva generación y otros ocho A330-200, que recibirá entre 2015 y 2020 para sustituir progresivamente a los A340.

En lo que respecta a los servicios de handling, la división de Iberia está presente en 41 aeropuertos españoles y en 2014 habrá atendido a 320.000 aviones, un 3% más que en 2013, lo que ha llevado a la compañía a presentar ofertas en practicamente la totalidad de los concursos públicos abiertos por Aena.

Innovación y Mantenimiento

Del mismo modo, el presente ejercicio también ha traído resultados positivos para la división de Mantenimiento, consiguiendo  la licencia para el mantenimiento de los motores V2500, uno de los más utilizados en el mundo, ocupándose del retrofit de los A340-600 de Iberia y transformando varios aviones en tanqueros.

En el lado de la innovación, se ha presentado el primer avión con sharklets, que incrementan la eficiencia energética. MyBagTag, la etiqueta del equipaje que se imprime desde casa, se ha extendido a mercados internacionales, mientras que se ha lanzado también la tarjeta de embarque wearable.

Por todos estos motivos, desde Iberia defienden que en 2014 se han sentado las bases para el crecimiento futuro, que estiman en un aumento del 6,5% anual hasta 2020, lo que permitirá cumplir con los objetivos estratégicos de su plan de futuro presentado recientemente, que gira en torno a cinco ejes y contempla 30 iniciativas.