Flota de aviones de Iberia

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez Romero, ha asegurado este pasado lunes que la compañía “ya está notando los efectos positivos del plan de reestructuración que ha puesto en marcha este año y que incluye la salida de 3.141 trabajadores, un recorte salarial para el resto y una reducción de rutas y flota, entre otras medidas.

Con motivo de la 69 asamblea general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Vázquez ha señalado que Iberia mantiene todos sus planes para recuperar la rentabilidad en 2015. Según el presidente de la aerolínea, los efectos positivos del plan de ajuste ya se están observando porque, «lógicamente, hay menos gente y el resto está con reducción salarial y eso se nota«.

No obstante, ha precisado que “aún falta mucho trabajo”, aunque está convencido de que Iberia podrá cumplir los plazos que establece el plan de ajuste respecto a la evolución de sus resultados.

En su opinión, la industria del transporte aéreo en general «está haciendo su trabajo» y, de hecho, la IATA acaba de corregir al alza sus previsión de resultados para 2013, año en el que prevé que las aerolíneas obtendrán un beneficio neto de 9.750 millones de euros, lo que supone un incremento del 67 % respecto al ejercicio anterior.

En cuanto al proceso de licitación de 51 licencias para operar los servicios de asistencia en tierra a terceros en rampa (handling), proceso que inició la semana pasada Aena, Vázquez ha indicado que Iberia se presentará, siempre y cuando se cumplan los parámetros de rentabilidad fijados en su plan de reestructuración para este área de negocio de la compañía.