El proveedor de soluciones de embalaje reutilizables ERTs Ifco ha obtenido unos ingresos anuales en el año fiscal 2016 de 992 millones de dólares, lo que supone un crecimiento de un 16% respecto al año anterior, con tipos de cambio constantes.

Estos resultados, que incluyen los ingresos generados por los Contenedores Reutilizables de Plástico (CRP) de CHEP en Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, se deben al incremento del uso de estos contenedores por parte de los clientes minoristas, así como a los nuevos contratos firmados, especialmente en Europa.

También ha influido la expansión a nuevos mercados gracias a la incorporación de proveedores de Japón, Chile y Colombia, así como el aumento de soluciones para productos frescos, como los CRP para carne y huevos, o para el pan y el marisco.

Todas las regiones han contribuido al crecimiento de la empresa, aunque Europa sigue siendo su mayor mercado, con unos ingresos de 621 millones de dólares y un crecimiento con tipos de cambio constantes de un 15% respecto al año anterior.

Por su parte, la filial norteamericana ha obtenido ingresos por valor de 199 millones de dólares y un crecimiento con tipos de cambio constantes de un 4%. Respecto a las delegaciones de América Latina y Asia y las actividades de CRP de CHEP en Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, los ingresos han crecido un 38% hasta los 172 millones de dólares, con tipos de cambio constantes.

Innovaciones para mejorar su oferta

La empresa, que forma parte del Grupo Brambles, tiene una red logística con más de 80 centros de servicio y posee y gestiona un fondo de más de 260 millones de Contenedores Reutilizables de Plástico. En el último año, ha realizado una gran inversión en el desarrollo de innovaciones para mejorar su oferta de servicios a sus clientes.

Así, ha introducido la tecnología ‘SmartGuardian‘, para controlar el proceso de lavado de estos envases, soluciones que permiten su personalización, y un nuevo contenedor con vetas de madera.

También ha publicado un estudio sobre un análisis del ciclo de vida de sus CRP, que demuestra que generan un 31% menos de CO2 que las cajas de cartón de un solo uso. El fabricante asegura que sus envases reducen los costes y el impacto ambiental, mejorando la calidad del producto y la eficiencia a lo largo de toda la cadena de suministro.

Durante el año fiscal 2017, Ifco continuará con su estrategia de crecimiento en todos los mercados y el 13 de septiembre iniciará una campaña global para ajustar la imagen de la empresa con sus objetivos.