contenedores-reefer

En el primer semestre de 2019 han aumentado tanto los tráficos de productos perecederos, como farmacéuticos del puerto de Barcelona.

Los tráficos de productos hortofrutícolas, farmacéuticos y de carne vienen impulsando el movimiento de contenedores refrigerados del puerto de Barcelona, que en este año ha aumentado sus tomas de corriente eléctrica para contenedores ‘reefer’ en un 71%.

En este mismo sentido, y con mayor detalle, la terminal Best del enclave catalán ha pasado de contar con 1.600 puntos de conexión a tener 2.750, lo que supone un crecimiento de un 72%.

De igual modo, APM Terminals Barcelona también ha elevado su tomas de corriente para contenedores refrigerados un 31%, hasta alcanzar 632, tras incorporar un centenar, a los que hay que añadir los 170 incorporados por la terminal multipropósito Port Nou.

En la primera mitad de 2019, el movimiento de frutas, verduras y productos perecederos se ha incrementado un 36% con respecto a los seis primeros meses del año pasado, para superar el millón de toneladas en el semestre, mientras que los productos farmacéuticos suman 2.758 TEUs, la mayor parte de los cuales corresponden a tráficos de exportación.

La Autoridad Portuaria de Barcelona estima que estos crecimientos que se vienen registrando están relacionados también con el incremento de las conexiones multimodales que dan servicio para estos tipos de mercancías y que enlazan el enclave catalán a través del ferrocarril tanto con el interior peninsular a través de Zaragoza, como con el continente europeo, a través de Perpignan.