La Autoridad Portuaria de Motril impulsa políticas de sostenibilidad y de eficiencia energética en línea con los objetivos climáticos de las Naciones Unidas y dentro de las recomendaciones de Puertos del Estado.

En concreto, el enclave trabaja en la electrificación de todos los motores de la maquinaria que opera dentro del recinto portuario, tales como las grúas de carga y descarga, los camiones de corto recorrido, así como en todo el parque móvil.

De igual modo, para el edificio de la Guardia Civil o la Lonja Pesquera se ha apostado por una construción sostenible e inteligente que supone un ahorro del 90% en las instalaciones existentes.

Así mismo, está prevista la creación de una gran superficie de 40.000 m² para la generación de electricidad fotovoltaica en la nueva zona de preembarques y una inversión cercana al millón de euros  para proyectos de ‘cold ironing’.

Por otra parte, la optimización de los recursos es otra las premisas de la dársena motrileña en lo que respecta a la gestión del agua. En este sentido, mediante la reciente construcción de una instalación compuesta de aljibe, tratamiento y bombeo de las aguas procedentes de lluvia, se autoabastece todo el sistema de riego y emergencia de la Autoridad Portuaria, propiciando una economía circular.

Todas todas iniciativas pretenden reducir los costes de gestión energética y realizar un uso más eficiente de los recursos.