gasinera-del-puerto-de-barcelona

Situada en la calle Y del puerto, ha contado con financiación europea a través del proyecto CHAMeleon.

El gas natural es un combustible alternativo cada vez más utilizado para las operaciones de transporte terrestre de mercancías, ya que permite reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y eliminar por completo las de partículas finas y óxidos de azufre.

Para apoyar su crecimiento, la Autoridad Portuaria de Barcelona, Galp y Ham acaban de presentar la primera gasinera del sistema portuario español, integrada en la estación de servicio de Galp en la calle Y del puerto.

La instalación, resultado de una inversión conjunta con Ham, que ha ejecutado la construcción, ha contado con financiación europea a través del proyecto CHAMeleon, que aspira a desarrollar una infraestructura de suministro de gas como combustible vehicular en el corredor entre Barcelona y Eslovenia.

Dispone de surtidores de Gas Natural Comprimido, GNC, para camiones y otros vehículos, surtidores de Gas Natural Licuado, GNL, para camiones, y un dispositivo criogénico de GNL de 60 m³ de capacidad.

Promover el uso del gas natural

La puesta en servicio de esta instalación se enmarca en el ‘Plan de Mejora de la Calidad del Aire’ del puerto catalán, que pretende reducir de manera efectiva las emisiones de la actividad portuaria. Se estima que unos 2.200 camiones operan a diario en el recinto, transportando mercancías a diversos destinos del ‘hinterland‘.

Actualmente, más de 60 camiones utilizan gas natural, bien con motores que funcionan únicamente con este combustible, o bien con motores duales, que combinan el uso del diésel y el gas. Próximamente, 26 camiones van a ser transformados al sistema dual gracias al proyecto RePort, coordinado por el puerto de Barcelona.

Con esta nueva gasinera, HAM ya suma un total de 21 instalaciones de este tipo para el transporte pesado.