Silo-inditex

Las instalaciones de Lelystad ocupan una parcela de 35 hectáreas.

El punto de conexión logística que el grupo gallego Inditex tiene en la localidad holandesa de Lelystad ya ha comenzado a operar, incorporando desde su arranque todas las características de sostenibilidad de las instalaciones centrales de la empresa textil.

Con este inicio de las operaciones, Inditex sigue cumpliendo los plazos fijados para la apertura de este importante centro de intercambio para sus principales mercados europeos, con la vista puesta en que esté a pleno rendimiento el año que viene, tras una inversión de unos 100 millones de euros.

Esta instalación logística se encuentra a menos de una hora de distancia del aeropuerto internacional de Schiphol, en Ámsterdam, que constituye uno de los principales núcleos de actividad para el sector de carga aérea en el Viejo Continente, y ocupa una parcela de 35 hectáreas.

En el complejo, el grupo textil gallego tiene previsto instalar un almacén automatizado de ropa colgada que contará con al menos 80 muelles y que servirá de almacén de tránsito para los productos que lleguen desde sus proveedores, antes de ser reexpedidos hacia sus establecimientos, en funciones similares a las que tienen las actuales instalaciones del municipio coruñés de Arteixo, y con la ventaja que aporta su estratégica posición geográfica para alcanzar con menores costes y en plazos más cortos los principales mercados del centro de Europa.