Andamur decidió hace tiempo apostar por el GNL para reducir la contaminación, convirtiéndose la primera empresa del sector en obtener el sello de la huella de carbono. Siguiendo su ejemplo, uno de sus principales proveedores de transporte de carburante, Logifuel, acaba de incorporar su primer vehículo a gas.

Se trata de un Scania con motor de 13 litros de 410 CV y un par máximo de 2.000 Nm, que cuenta con el sistema de cambio de marcha automatizado Opticruise.

El uso de este combustible le permitirá reducir entre un 15% y un 20% sus emisiones de CO2, así como la reducción extra de emisiones reguladas por la Norma Euro6, la disminución del NO2 y SO2 en un 100%, de las partículas en suspensión en un 96% y del NOX en un 80%.

De hecho, este tipo de vehículos disponen de la etiqueta ECO que garantiza su acceso a las ciudades en escenarios de restricciones por alta contaminación. También se ha tenido en cuenta el precio estable del gas, que suele ser más económico que el gasóleo y está sometido a una menor volatilidad.

La nueva tractora se destinará al transporte de graneles líquidos en cisterna ADR en la ruta entre el País Vasco o Navarra y La Rioja, y en la que conecta Barcelona con La Junquera.