Calais ro-ro

Con el nuevo centro se pretende mejorar los problemas de inmigración ilegal en la zona de Calais.

Eurotunnel, la compañía que gestiona el túnel bajo el Canal de La Mancha que une Reino Unido y Francia, ha inaugurado el pasado miércoles 18 de enero su nuevo centro de control de seguridad, con el que pretenden mejorar los problemas de inmigración ilegal en la zona de Calais (Francia), que se han agravado en los últimos años.

El proyecto había sido aprobado tras una reunión celebrada en verano de 2015 con los ministros de interior de Gran Bretaña y Francia, Theresa May y Bernard Cazeneuve, ante el incremento de la inmigración ilegal en el Canal de La Mancha. Precisamente, en agosto de ese mismo año, la compañía anunció un refuerzo significativo de la seguridad de su terminal ante el aumento de las tentativas de entrada de inmigrantes indocumentados.

El nuevo centro de control de seguridad del Eurotunnel está equipado con la última tecnología. Con una superficie de 547 m², tiene capacidad suficiente para alojar a las diferentes autoridades policiales presentes en la terminal francesa de Coquelles y permitirá fortalecer la cooperación en el terreno entre el personal de la compañía y los dos países.

La instalación cuenta con 570 cámaras, estáticas y móviles, equipadas con visión diurna y nocturna que permiten que los cinco operadores de vídeo, el supervisor y el coordinador de la sala de control observen, a través de la pantalla de control de 20 m² de la estancia, las 650 hectáreas de la terminal y el vallado de alta seguridad de 30 km.