Informe sobre el Mercado Inmobiliario de Inmuebles Logísticospuede descargarse en este enlace el informe elaborado por BNP Paribas (disponible en formato pdf , de 25 páginas, 3,1 Mb).

La actividad logística en España ha mostrado resistencia ante la coyuntura económica durante los últimos ejercicios, lo que ha permitido que el porcentaje de naves disponibles haya descendido en Barcelona, Madrid y Valencia, según el estudio elaborado por la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate que se ha presentado este miércoles en Barcelona coincidiendo con la celebración del Salón Internacional de la Logística.

Destaca el comportamiento de Barcelona y su área de influencia, que se consolida como centro de distribución nacional por excelencia, con una sólida contratación y disponibilidad en descenso. Madrid cerró 2012 con absorción neta positiva y ha puesto fin a tres ejercicios de crecimiento de la tasa de disponibilidad. La contratación se  incrementó un 25% en Valencia el pasado ejercicio, alcanzando un máximo histórico y encadenando dos ejercicios consecutivos de subidas. Mientras, en Sevilla, como consecuencia de los bajos niveles de empleo y consumo, la demanda se mantiene débil.

Madrid, triunfan los ejes principales

Durante el primer trimestre de 2013 se contrataron en Madrid y su área de influencia 131.000 m² de superficie logística, un volumen notable que supone la mitad de toda la contratación del pasado ejercicio: 260.000 m².

Según el análisis, los operadores han buscado ubicarse en los principales ejes logísticos, por lo que la autovía A2 ha concentrado el 63% de la contratación y la A4, el 30%, y en zonas próximas a la ciudad.

evolucion trimestral de la contratacion logistica

La superficie contratada en 2012 en Madrid superó la liberada, “de forma que la tasa de disponibilidad se redujo un punto y medio para cerrar 2012 en 14,6% y abandonar el máximo de 16,2% alcanzado al cierre de 2011”, ha matizado Alberto Larrazábal, responsable del mercado de Madrid de la consultora.

Actualmente la oferta en desarrollo es mínima y sin perspectiva de reactivación a corto plazo dados los niveles de renta y las expectativas de baja ocupación. Pese a la elevada tasa de disponibilidad, existe escasez de naves de más de 25.000 m², cross-docking y medianas de alta calidad y eficientes energéticamente.

Barcelona, la fortaleza portuaria anima el mercado

En cuanto al mercado de Barcelona, su fortaleza industrial y la actividad portuaria han potenciado la contratación de espacio logístico durante el  ejercicio 2012. Los 376.000 m² del pasado año suponen el tercer año consecutivo de incremento de la absorción en la zona, aunque durante el primer trimestre se ha reducido un 33%.

La tasa de disponibilidad quedó establecida en el 7,7% a cierre 2012, restando 1,6 puntos al dato de 2011 y 5 puntos al máximo de 2009.

La renta media de Barcelona ha seguido una tendencia a la baja constante en todas las zonas desde 2007, con un descuento acumulado desde entonces del 37%. La renta prime era de 5,5 euros/m²/mes para las naves de mayor calidad ubicadas en la Corona 1 a finales de mayo.

Valencia, máximo histórico

La contratación de superficie logística en Valencia y su área de influencia alcanzó el máximo histórico de 146.000 m² en 2012, lo que supone un 25% más en términos anuales y encadenar dos ejercicios de crecimiento. Al igual que pasa en Barcelona, la actividad vinculada al puerto y a la industria de la automoción respaldó el buen comportamiento de la demanda, que se ha mantenido durante el primer trimestre de 2013, con el cierre de 7 operaciones que han sumado más de 40.000 m².

Valencia acumula tres años de contracción de la tasa de disponibilidad, y algunas zonas estratégicas, como Manises, Pista de Silla y Massalavés, cuentan con disponibilidad casi nula. Tanto en 2012 como en 2013 no se han iniciado proyectos y actualmente no hay oferta en construcción en ninguna zona.

Por último, la contratación de naves logísticas ha sido mínima en 2012 en el área de influencia de Sevilla, si bien en el transcurso de 2013 se han registrado tres operaciones logísticas  y existen tres demandas significativas en curso, lo que permite augurar un mejor comportamiento del ejercicio actual.

En cuanto a los precios, la escasez de transacciones impide establecer medias de rentas de cierre, si bien es posible constatar que la distancia entre rentas de salida y rentas de cierre sigue siendo elevada por la posición de fortaleza del operador frente al propietario.