Contaminación por gases de combustión.

Medición de las emisiones de CO2

La IRU ha acogido positivamente la estrategia de la Comisión Europea (CE) para reducir las emisiones de CO2 de los vehículos pesados ​​de mercancías, basada en la medición de las emisiones de CO2 de los nuevos autobuses, autocares y camiones.

La Unión Europea ya anunció que impondría en los próximos años metas obligatorias de reducción de emisiones contaminantes a estos vehículos pesados, de la misma manera que hizo con los turismos y las furgonetas. Por ello ha desarrollado este sistema de medición de emisiones, que permitirá establecer comparaciones entre la variedad de modelos y categorías de vehículos de transporte.

En opinión de la IRU, los aspectos más destacados son, que esta herramienta de medición sólo será beneficiosa para los operadores del transporte, en el caso que de lugar a incrementos en la eficiencia operativa real y la reducción del consumo de combustible en la carretera.

Por otra parte, la IRU ha manifestado su decepción con la inserción en la fallida estrategia de la política modal de hace 12 años en el transporte por carretera, y los esfuerzos que se requieren en todos los modos para conseguir un sistema sostenible de transporte de la Unión Europea.

Por último a la IRU le sigue preocupando que la CE no reconozca o apoye las iniciativas existentes emprendidas por la industria del transporte por carretera para reducir las emisiones y el consumo de combustible, tales como el Proyecto EcoEffect.