El uso del hidrógeno en el transporte ofrece grandes posibilidades.

El uso del hidrógeno en el transporte ofrece grandes posibilidades.

En el marco de un proceso de transformación que abarcará la próxima década, la industria de automoción busca soluciones que le permitan hacer frente al reto de la sostenibilidad.

En este sentido, Isuzu y Honda han suscrito un acuerdo para desarrollar conjuntamente nuevos vehículos pesados con pila de combustible, con la intención de aunar la experiencia en el desarrollo de camiones de la primera marca que utilizan gas natural y electricidad, así como los esfuerzos de investigación que viene realizando Honda en el terreno de las energías limpias.

Ambas marcas estiman que el hidrógeno es una energía que puede ofrecer alternativas sostenibles y eficaces para el sector de la logística y del transporte, gracias al uso de vehículos de carga más respetuosos con el medio ambiente, menos ruidosos y con un menor nivel de vibraciones.

De igual modo, los dos fabricantes asiáticos abordarán de manera conjunta las dificultades que tiene el uso de la pila de combustible en estos momentos, incluyendo su desarrollo tecnológico, la infraestructura de recarga y el coste de las unidades, con el fin de acelerar la adopción del hidrógeno como una alternativa real más para su uso en el transporte de mercancías.