Transporte por carretera en Italia

La nueva regulación del desplazamiento en Italia contempla multas por falta de comunicación de entre 150 y 300 euros.

Italia cuenta con una nueva regulación para el desplazamiento de trabajadores desde mediados de este mismo mes de julio, que afecta a la comunicación de los servicios de trabajadores extranjeros desplazados en el país transalpino.

Esta nueva normativa se aplica de manera exclusiva a las operaciones de cabotaje y no al transporte internacional con origen o destino en ese país ni al transporte de tránsito.

De igual modo, también se requiere que la empresa para la que se presta el servicio, o cliente, esté establecida en Italia, siendo necesario nombrar un representante en dicho país.

En este sentido, la comunicación que las empresas tienen que efectuar por cada conductor desplazado, que, en todo caso, deberá incluir el sueldo bruto por hora y cómo se le pagan los gastos del viaje al conductor, tiene que realizarse 24 horas antes de la realización de una operación de cabotaje a través de la página web del Ministerio de Trabajo italiano.

Así mismo, habrá que llevar en la cabina del vehículo resguardo de la comunicación del desplazamiento enviada, así como copia del contrato de trabajo y, al menos, una nómina, ambos traducidos al italiano.

La sanción por incumplimiento de la obligación de comunicación del desplazamiento oscila entre los 150 y los 300 euros, mientras que circular sin documentación o circular con documentación errónea se multa con importes que van desde los 1.000 euros hasta los 10.000 euros. En ambos casos existe una reducción por pronto pago del 30% del importe de la multa si se abona en el plazo de cinco días.

El salario mínimo establecido para los servicios de cabotaje en Italia es de 1.642,37 euros mensuales, lo que significa unos emolumentos de 8,30 euros por hora.