Tanto en Europa como en China o Azerbaiyán, el uso de la tecnología de combustibles alternativos en el sector del transporte público, está experimentando un importante crecimiento.

A este respecto y con motivo de la exposición ‘Gas Visually‘, celebrada en Estrasburgo dentro del marco de la Semana del Gas 2014, el presidente de Iveco, Pierre Lahuette, ha destacado la importancia del gas natural y la necesidad de promover su uso a gran escala en el transporte.

En su discurso, Lahuette, ha subrayado que “es necesario que Europa proporcione estabilidad y confianza a los inversores en el sector del gas natural, pero también a los usuarios de este tipo de vehículos”.

Iveco es la única compañía del sector que ha participado en esta cita, siguiendo con su objetivo de mostrar los usos del gas en diferentes sectores, y dar a conocer las ventajas que ofrece a la Unión Europea en términos de competitividad, seguridad del suministro y reducción de emisiones.

El uso del gas natural en los vehículos industriales, fue uno de los temas que se trataron en la reciente reunión del G-20 celebrada en Australia, en la que se aprobó el ‘Plan de Acción para la Eficiencia Energética del G-20’, cuyo principal objetivo es desarrollar la cooperación multilateral en materia de eficiencia energética.

Este plan de acción confirma el compromiso de las economías más avanzadas del mundo para aumentar el suministro y el uso de biocombustibles y del gas natural, con el fin de reducir el impacto medioambiental de los vehículos pesados.

Iveco, que se  encuentra en FPT Industrial,productor de motores de gas natural para vehículos de carretera y off road, ha afianzado su posición en el sector del gas natural con una completa gama de vehículos industriales, de la que se han entregado más de 12.000 unidades.

Además de en gas natural comprimido y licuado, GNC y GNL, CNH Industrial también está invirtiendo en la promoción del biometano, que cumple con la Directiva 2009/28/CE sobre el fomento del uso de energías procedente de fuentes renovables, para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero y promover un transporte más limpio.