Iveco ha alcanzado la cifra de 1.000 unidades del Stralis NP, con los cinco camiones entregados al operador alemán Verbio Logistik, que serán propulsados por biometano generado a partir de paja en su propia planta, en la ciudad de Schwedt.

El objetivo de Verbio, especializado en la producción de este biocombustible para su uso con GNC, es poner en marcha la primera flota alemana de transporte pesado de CO2 neutral, garantizando una reducción del 90% en las emisiones de CO2 y una disminución de las emisiones de partículas sólidas y óxido de nitrógeno en relación a los vehículos diésel.

La empresa ha seleccionado la versión de 400 CV de monocombustible GNC, que cuenta con dos tanques con capacidad para 920 litros de GNC o biometano, lo que le confiere una autonomía de 570 kilómetros.

Los vehículos, equipados con un sistema hidráulico de alto rendimiento que permite integrarlos sin problemas en una flota existente, tienen la doble ventaja de su buen desempeño ambiental junto con un funcionamiento extremadamente silencioso, ya que su nivel de ruido es un 50% más bajo que el de sus homólogos diésel.

Con la nueva adquisición, la flota del operador incluye ya alrededor de 80 camiones, 12 de los cuales son de combustible dual y pueden funcionar tanto con diésel como con GNC o biometano.

Las unidades que acaba de incorporar, diseñadas específicamente para operaciones de larga distancia, se utilizarán para el transporte de mercancías a granel, ofreciendo un rendimiento más sostenible y un menor coste total de propiedad que sus equivalentes diésel.