anfibio experimental SeaLand de Iveco

Iveco ha presentado en la 52º edición del Salón Náutico Internacional de Génova el vehículo anfibio experimental SeaLand, además de otras dos unidades especiales para operaciones de emergencia.

El anfibio experimental SeaLand, realizado sobre la base del Iveco Daily 4×4, ha sido concebido como apoyo para embarcaciones de grandes dimensiones. A primera vista recuerda al Iveco Daily, del que se deriva, de hecho no se ha modificado su mecánica.

Sin embargo sí se ha efectuado una profunda transformación de la carrocería, sobre todo en la parte inferior, para conseguir una perfecta estanqueidad y posibilitar la navegación del vehículo. Para ello se le ha dotado con un «casco» de chapa de acero soldado que cubre todo el perímetro.

Asimismo, combina un sistema de propulsión náutica por chorro de agua con un potente motor turbodiesel de tres litros. La máxima autonomía está garantizada por unos depósitos adicionales que pueden contener hasta 300 litros de combustible. El vehículo ya ha participado en algunas misiones, como la travesía del canal de Córcega, en la que recorrió unos 140 km en cerca de 14 horas.

El RAVx6 «Duffy», el otro vehículo que se ha exhibido, es un anfibio de rescate con tracción 6×6, que puede ser utilizado por los servicios de extinción de incendios y unidades de protección civil, y el Eurocargo160E 30, equipado con una escalera articulada Magirus 32-L AT con plataforma giratoria.

El RAVx6 Duffy de Iveco

El vehículo anfibio de Iveco RAVx6 Duffy

Este vehículo se ha diseñado y fabricado para proporcionar la máxima fiabilidad y resistencia en diferentes situaciones de emergencia como por ejemplo grandes inundaciones. El vehículo puede maniobrar tanto en el agua como en carretera, fuera del asfalto y en firmes resbaladizos o trialeras. Está equipado con diferenciales en los ejes delantero, central y trasero, que han sido adaptados para que el vehículo pueda trabajar en las condiciones más extremas.

El «Duffy” tiene un chasis de 15 tn con tres ejes 6×6. Gracias a un motor FPT Industrial N60 ENT, combinado con una caja de cambios automática Allison y una suspensión hidroneumática independiente, puede alcanzar velocidades de hasta 85 km/h. Está equipado con un sistema de emergencia que le permite navegar en caso de fallo del motor principal, con una velocidad de dos nudos a plena carga. La cabina, hecha de una aleación ligera y completamente cerrada, está dotada de dos puertas laterales y permite acomodar al conductor y dos pasajeros.