Iveco y FPT Industrial, empresas del grupo Fiat Industrial, han presentado la tecnología de motores High Efficiency SCR, tecnología de Reducción Catalitica Selectiva, anunciada el pasado año, que cumple con los requisitos de emisiones de la normativa Euro 6 y permite una reducción de consumo de carburante y de costes operativos.

Cuando se introdujeron las normativas Euro 5 y Euro 6, en 2005, ambas compañías optaron por la tecnología SCR, que permite una puesta a punto del motor, que optimizar al máximo la eficiencia de la combustión y, por lo tanto, reduce el consumo de carburante. Sin embargo, esto produce un aumento de las emisiones de óxido de nitrógeno, NOx, que se eliminan gracias al sistema SCR de tratamiento de los gases de escape.

Ante la normativa Euro 6, Iveco ha aprovechado los avances tecnológicos logrados por FPT Industrial en su evolución hacia la máxima eficiencia de la tecnología SCR.

La tecnología de post-tratamiento de gases de FPT Industrial para vehículos Euro 6, que utiliza sólo el sistema SCR, respeta los estrictos límites para las emisiones de NOx empleando sólo un sistema de reducción catalítica selectiva, sin necesidad de recurrir a la recirculación de los gases del escape.

Normativa Euro VI

La nueva normativa de emisiones Euro 6 se aplicará a todos los nuevos vehículos comerciales pesados y autobuses matriculados a partir del 1 de enero de 2014. Esta norma exige reducciones significativas de las emisiones de dos gases contaminantes el NOx y las partículas, PM.

• Los NOx se reducen un 80% respecto a los valores de la normativa vigente,  Euro 5.
• Las partículas descienden un 66% sobre los límites de Euro 5. Además, está previsto introducir posteriormente un límite que supondrá una reducción total de las partículas del 95%.
• Introducción de un límite para las emisiones de amoníaco.

Por otro lado, la normativa Euro 6 prevé la ampliación e introducción de una serie de aspectos:

• Nuevos ciclos de prueba transitorios y estacionarios que incluyen el arranque en frío. En particular, el ciclo transitorio está constituido por dos fases, una primera en la que se utiliza el motor con arranque en frío y una segunda fase con el motor ya caliente.
• Inclusión de las emisiones de gases de combustión del cárter si no se utiliza un sistema cerrado (recirculación).
• Ampliación de los requisitos de duración que garanticen que los valores de las emisiones no superen los límites en 700.000 km o siete años para los vehículos pesados.
• Un sistema de diagnosis a bordomás avanzado.
• Soluciones para implantar el uso de sistemas portátiles de control de emisiones para verificar las emisiones durante el uso y para controlar y limitar las emisiones fuera del ciclo.
• Soluciones dirigidas a hacer fácilmente accesible la información sobre reparación y mantenimiento de los vehículos, para garantizar a los talleres independientes el acceso a esta información.

La introducción de la norma Euro 6  ha producido que por primera vez se utiliza un ciclo de pruebas armonizado a nivel global para la certificación de los motores.

El sistema High Efficiency SCR

Los límites de emisiones de la norma Euro 6 se pueden alcanzar utilizando un sistema SCR combinado, o no, con un sistema EGR de Recirculación de Gases de Escape.

La opción adoptada por FTP Industrial consiste en incrementar la eficiencia del motor y así reducir la producción de partículas producidas por la combustión al no existir recirculación de los gases de escape.

El resto de las partículas generadas se reducen en el filtro, mientras las emisiones NOx se reducen a través del dispositivo de escape, lo que supone una mejora el consumo de combustible, el rendimiento y la fiabilidad. 

El sistema, que es capaz de reducir los niveles de emisiones NOx en más del 95%, está formado por los siguientes componentes:

• Oxidación Catalítica Diésel (DOC)
• Filtro de Partículas Diésel Pasivo (DPF)
• Módulo de dosificación de Adblue
• Mezclador de Adblue
• Reducción Catalítica Selectiva (SCR)
• Limpieza del Catalizador (CUC)

Además, está equipado con una red de sensores integrados para controlar las emisiones de NOx y posibles niveles excesivos de amoniaco.

Todos los componentes del sistema de post-tratamiento de los gases de escape se encuentran dentro una única estructura compacta y completamente cerrada, que facilita el carrozado o el equipamiento del chasis, minimizando el impacto en el peso.

Motores Euro 6

Para optimizar la eficiencia de la combustión, hay que mantener una presión media efectiva en los cilindros y una presión elevada en los inyectores de combustible.

Para conseguir estos resultados, se han introducido diferentes modificaciones en el bloque motor y en la culata, que les dotan de una mayor rigidez estructural, un aumento de la capacidad de circulación del fluido refrigerante y unas mayores prestaciones del motor.

La gama de motores Euro 6 está equipada con un sistema common rail de última generación, con una presión máxima de la inyección que puede alcanzar hasta 2.200 bares.

Además, se ha introducido una nueva centralita electrónica para la gestión de los parámetros del motor y un control preciso del sistema de post tratamiento de los gases del escape. La nueva centralita se ha proyectado para hacerla más compacta y para integrar el motor con los sistemas SCR y DPF.

Los motores de la serie Cursor, con turbocompresor de geometría variable, se caracterizan por incorporar una centralita electrónica que permite optimizar la respuesta a bajas revoluciones del motor y aumentar la eficiencia del freno motor cuando se utiliza. Asimismo, todos los motores incluyen una válvula de mariposa en el freno motor, que permite la regeneración pasiva del DPF e incrementa hasta un 30% sus prestaciones respecto a los actuales motores Euro 5.

Para asegurar el menor impacto mediomabiental, los motores de la serie Euro 4 y Euro 5 están equipados con un sistema de aspiración a circuito cerrado y esta tecnología se mantiene también en la serie Euro 6.

Por otro lado, para evitar la dispersión de vapores de aceite en la combustión por el blow-by del motor, se han introducido sistemas de separación de aceite de altas prestaciones, con el objetivo de reducir al mínimo la posibilidad de que el aceite pueda contaminar el sistema DPF.

Gracias al programa de optimización de la combustión, las emisiones de partículas generadas por el motor son ya muy reducidas, por lo que no es necesaria la regeneración forzada del sistema DPF, un aspecto muy importante para reducir el consumo de combustible y economizar el mantenimiento periódico del vehículo.

Igualmente, dado que al motor sólo le llega aire limpio en la cámara de combustión, sin gases de escape recirculados, su desgaste es menor y los cambios de aceite se alargan hasta los 150.000 km. Esto a su vez reduce los costes operativos y el tiempo destinado a las operaciones habituales de mantenimiento.