En virtud del acuerdo que firmaron en 2017 para impulsar sus diversos proyectos conjuntos, Engie Italia e Iveco han puesto en marcha una nueva estación de repostaje de gas ubicada en la sede industrial de CNH, en Turín.

Ocupa un área de más de 5.000 m² y está destinada específicamente a vehículos pesados, para los que estará abierta de lunes a viernes de 06:00 a 21:00. Consta de dos dispensadores de GNL y cuatro de GNC, así como algunas estaciones de carga para vehículos eléctricos alimentados por un sistema fotovoltaico ubicado en el techo.

A su vez, el concesionario Iveco Orecchia, desde el cual el fabricante da servicio a Turín y el Valle de Aosta, promoverá la transición de sus clientes hacia la movilidad ecológica con un servicio completo de venta, asistencia y repostaje.

Con este proyecto, los dos socios promoverán la reducción de emisiones en el norte de Italia, de las cuales el 25% corresponden al sector del transporte. El desarrollo de una red de infraestructuras de reabastecimiento de GNL permite disminuir los efectos contaminantes del transporte pesado y la contaminación acústica, ya que este tipo de vehículos son más silenciosos que los diésel.

En total, el gas natural ofrece una reducción del 95% de emisiones de partículas finas y del 90% de dióxido de nitrógeno, así como una disminución significativa en el caso del CO2. Se trata de una solución madura y disponible de inmediato, que puede ayudar a descarbonizar el transporte de larga distancia.

En este sentido, Engie está trabajando otros tres proyectos de estaciones de GNC en el norte de Italia y en la instalación de docenas de puntos de carga eléctrica en todo el territorio. Junto a Iveco, tiene también en marcha iniciativas en Francia, Reino Unido y Rumanía.