Jaguar Land Rover parece tan convencida de lo que puede aportar la tecnología blockchain a su cadena de suministro que a invertido a través de una de sus fliales en Circulor, empresa británica en desarrollar las cadenas de bloques.

La inversión permitirá reducir el impacto medioambiental y mejorar la responsabilidad social y ética tanto de la propia firma automovilística, como de sus proveedores, toda vez que la tecnología garantiza una trazabilidad integral de las materias primas a lo largo de una cadena de suministro global desde el origen hasta el proveedor.

En concreto, Circulor ya usa blockchain para impulsar la trazabilidad de los minerales que se utilizan en la fabricación de las baterías de vehículos eléctricos mediante una combinación de GPS, biometría y códigos QR para verificar digitalmente el movimiento de materias primas en cada paso del proceso.

De igual modo, el proceso digital permitirá a Jaguar Land Rover evaluar la huella de carbono de su red logística de una manera fiable, aprovechando que la tecnología Blockchain es imposible de modificar o manipular, lo que brinda a los clientes la confianza total de que los registros asociados a cada eslabón la cadena de suministro son auténticas y de que todos los materiales se han obtenido de forma sostenible.