buque Neuburg de JSV Logistic

La naviera busca la eficacia en el transporte para los clientes ideando y creando contenedores especiales.

El puerto de Alicante es uno de los principales núcleos de actividad para el tráfico marítimo de contenedores de JSV Logistic, desde donde tiene conexiones con los puertos de Tenerife y Las Palmas, en salidas semanales cada viernes.

Con el fin de consolidar su presencia en el enclave alicantino, el operador logístico ha obtenido en concesión las naves 1.3 y 1.5 de la ZAL del puerto de Alicante, que ya viene utilizando habitualmente por medio de autorizaciones temporales, y que ahora incorpora durante el mismo plazo de concesión que ya tenía para su nave industrial en la Fase 1 de la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Alicante, con la que mejorará el almacenamiento y tránsito de mercancía contenerizada.

De este modo, además, la compañía se garantiza poder seguir utilizando estas instalaciones ante la imposibilidad de seguir solicitando nuevas prórrogas temporales.

En enero, la dársena alicantina ha movido un total de 12.349 TEUs, un 0,58% más que en el primer mes del año pasado. De igual modo, el puerto terminó 2018 con un tráfico de contenedores total de 162.571 TEUs, lo que supone un descenso anual de un 1,12%, en el marco de unos tráficos en su suma global del ejercicio alcanzaron las 3.190.264 toneladas, con un retroceso de un 7,46% con relación a 2017.